Retiros

Retiro 2017

“La sensación de estar con otras personas compartiendo, sin hablar, fue lo mas fuerte de este retiro, no tanto en las prácticas, siempre trabajamos en silencio en ellas. El compartir los espacios comunes, las comidas por ejemplo. Sentí cómo cubrimos con las palabras en nuestro accionar cotidiano. Qué hago con mi mirada cuando no puedo hablar, miro a los otros a la cara si no voy a comunicarme con ellos, no, no lo hago. Sosteniendo la voluntad del silencio externo se produce también un silencio interno, o al menos se hacen más espaciados los pensamientos. El hacer se convierte en lo más importante. Tomar los cubiertos, masticar, los sonidos que se producen... todo cobra otra dimensión. Porque no sucede lo mismo cuando como sola. Porque estoy con otros y no puedo hablar, toda mi mente y mi cuerpo están atentos a la primera experiencia de vida, tan fuerte. El encuentro con uno mismo, a través de asanas, meditación, mantras, me colocó en una sintonía de relajación similar a la sensación de estar todo el día en una playa solitaria totalmente compenetrada en el paisaje. Pero a la vez sin reflexión aparecen las dificultades de la vida cotidiana, las situaciones difíciles de manejar para uno. Esto me entristeció en un comienzo, pero luego comencé a verlo como si no fuera yo la que pasaba por esas situaciones y me llené de optimismo. Esa, la de las dificultades soy yo y a la vez no lo soy. Gracias por esta oportunidad.”

Experiencia en el retiro de la alumna Susana Badalamenti.

Galería de fotos